CUENTA TU CUENTO Patry @trazos_class

¿Cuáles son para ti la Cara A y la cara B de la maternidad?


Mi maternidad comenzó en un momento muy complicado, inicio de pandemia con un centro a mi cargo donde no podría estar temporalmente, pero tenía que estar presente de algún modo. Aunque nunca uso una postura negativa para contar mi experiencia, los primeros meses sé que no fueron fáciles pero prefiero verlo como una superación de la que estoy muy contenta. Nunca sabemos lo que podemos lograr hasta que la vida nos obliga a hacerlo.
Mi ritmo de vida es muy elevado y mi trabajo muy exigente, pero aún así consigo llevarlo todo e incluir a Anxo en ella.
La maternidad es aprender y estar dispuesta a reconocer que no sabes hacerlo, que cada día es un reto y algo nuevo. Nunca me dio miedo aprender ni equivocarme por eso para mí fue algo muy natural y sigue siéndolo.
Es cierto que te acabas quitando tiempo o quizá si te apetecía hacer algo en concreto pues quizá eso tiene que esperar. Hay que saber esperar porque todo llega.Yo no hablaría de caras en la maternidad. Creo que hay mucho esfuerzo, organización, constancia, menos descanso pero es increíble ver lo que estás construyendo. Todo ese proceso es una mezcla de muchas emociones contantes.

– ¿Cuáles son tus pilares en la crianza?


Para mí es esencial la alimentación y el juego. Todo lo que esto incluye y engloba.
Soy una persona que come de todo y sería la más feliz del mundo si Anxo sigue siendo una boquita inquieta por descubrir sabores, texturas …
El juego sano, libre en la naturaleza sin presión y dando margen a lo que necesita le ayudará en el futuro. Intentaré que nunca deje de imaginar y pondré a su alcance lo necesario para crear y conocerse él y sus capacidades. El resto lo hará él solo.

– ¿Qué has aprendido en esta nueva aventura?


Cosas muy humanas.
A ser mejor persona porque quiero conseguir ser un buen ejemplo para Anxo. Desde cuidar mi forma de expresarme hasta el trato a la naturaleza, algo que ya antes hacía, pero quizá ahora aún más.
Valorar más, de lo que ya valoraba, a cada niño y niña como ser único. A Anxo no le sirve todo y en ocasiones debo amoldarme a sus rutinas y formas esto lo comparo con mi papel como maestra y considero que es muy parecido.
He he aprendido y aprendo mucho con él.

– ¿Qué consejo darías a madres que están a punto de tener a su bebé que te hubiese gustado saber en aquel entonces?


Cuando digo que soy un desastre en muchos aspectos, es así.
Me gusta que la vida me sorprenda.
Cuando Anxo estaba en mi barrigola aún, siempre venían a darme consejos; más bien a prepararte para lo peor. Jamás hice caso a nada de lo que me decían, no por creer que yo sepa más que nadie ¡para nada! pienso que lo hacía por protección. En mi caso tenía mucho miedo a que mi vida cambiara por completo y no poder seguir siendo Patry aunque empezara a ser mami. Os aseguro que hay cosas que cambian pero no para asustarse ni pensar que nosotras mismas como mujeres dejaremos de seguir mejorando y aquí hablo quizá de la parte profesional. Las mujeres llevamos un peso grande en el cuidado, aunque en mi caso PapiX (como nos llamamos) colabora y ayuda como el que más en todo. Independientemente, el peso está ahí y en mi caso al ser autónoma quizá el miedo es un poco mayor.
Como consejo les diría que no busquen demasiada información. Confiando y con mucha paciencia aprenderán a entender a su bebé y a cubrir de la mejor manera sus necesidades.

Lo único que sí he escuchado mil veces es que el tiempo vuela y es cierto. Que se agarren a cada momento porque se escapan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.